Stage de Malik

“Crónica del club de las pastillas en el Stage de Malik”


29.5.2018


Y tras dos días del stage, las canciones siguen sonando, pero no las que más me gustaban, sino las que me costaron más en el tono y la letra. Ayer Pin y Pon estuvimos hablando sobre esto mismo, porque a ella también le estaba pasando. Hoy a las cinco de la mañana me he levantado al salón mientras mi cerebro me berreaba la del “Bless his holy name”, en el concierto conocida por mi,  por el “Viva San Fermín”.. ya lo explicaré….


Para los que no vinieron al stage, pues les tengo que decir que lo siento por ellos, porque se perdieron un finde lleno de alegría, risas, unas voces preciosas, y algunas pastillas analgésicas menos, eso si.  Me parece que la mitad de los que estábamos allí, nos tuvimos que tomar algo, para aguantar el movidón. Nos deberían de llamar los del Imserso para cantar, porque así no desentonamos cuando estemos buscando los ibus, paracetamoles, y medicaciones varias para el dolor.


El sábado fue el día de la presentación y de la visita de Fabio Canu..en el Salón de Actos ¡¡¡¡¡¡Yo llegué justo cuando acababa Fabio y cuando vi el video me estiré de los pelos por no haber ido. Guapetoncillo, saleroso, simpático, muy buen cantante y con más tablas que la cabaña del Tio Tom. Pero no ensayamos sus canciones, eso lo dejamos para el día siguiente.


Cuando llegó Malik, llegó la Luz, el adorable Malik, con un peinado diferente la mar de mono, y según él más gordito..juas juas.. sigue como una caña de bambú…. esparciendo alegría y buen rollo. Como es de imaginar hubo gran exaltación cuando lo vimos, y más de uno no esperó al “fotocol” y lo pilló por banda en el patio para hacerse unas foticos con él, antes de empezar. Tiene más paciencia que el Tato, nos sentimos siempre muy a gusto con él, se hace querer.


Nos pusimos a trabajar enseguida, y de 8 canciones que teníamos en el repertorio, sacamos 6, las dos que quedaban, para el domingo. Repetimos 3 del año pasado, y además dos de ellas eran mis favoritas “My God is awsome” y “I open my mouth to the Lord”, por lo cual ya me entusiasmé en sumo grado al saberlo. De las de este año, hay dos que me han gustado mucho, mucho, aunque todas son muy bonitas, la de “He has done a marvelous things” y la de “Ride on King Jesus”, fueron las mejores para mi. La primera acabó en un estallido de jolgorio y emoción por lo bien que quedaba. No era un canón, canón, pero disponía de dinámicas parecidas como es la repetición y la mezcla de voces. Fue fácil de aprender muy, muy resultona, y me encantaría que Joan la añadiese a nuestro repertorio, es genial. Hasta nos grabó para compartirlo con sus fans..ayssss ¡¡¡ hizo las delicias entre todos nosotros.


Las cuerdas en general, se podían definir muy bien, las voces se oían quetecagas, y mientras ensayábamos se veían cabecitas por las ventanas atisbando lo que se cocía dentro. El día acabó bastante pronto, sobre las seis y media. Hubo “fotocol”, al dia siguiente más “fotocol”, por la tarde del dia siguiente más “fotocol”..al pobre Malik se le reclamaba en todo momento para las foticos… paciencia tienes hijo, y que cariñoso eres¡¡
Nosotros nos quedamos para tomar unas birricas echarnos unas risas, y comentar el día. Fue estupendo..y llegó el domingo…y la condensación de todo. Lo relevante para mi, era que la verdadera experiencia era todo el ensayo, que es cuando más disfrutas, lo escuchas mejor, lo sientes…pero hay una mezcla de sentimientos y emociones en donde unos priorizan a los otros. El año pasado para mi fue muuuy emocionante, a un nivel más trascendental. La situación en este no era la misma. Este año, y aún sin tener motivos para ello, canté desde la ALEGRIA, que es de un nivel muy elevado pero sintiéndolo diferente respecto al año pasado. Y no me gusta hacer comparaciones y he reflexionado sobre ello, y pienso que las emociones que se desataron ese fin de semana y la pasada, eran diferentes pero cualitativamente engrandecedoras. Olvidándome de las letras y de muchos tonos, llegué a no agobiarme debido a mi exigencia, fui a pasármelo bien simplemente. En otros momentos, me hubiera dao un telele olvidarme de letras, y no disfrutar por ello. O que los tonos aún sabiendo que en los conciertos se suelen perder, me fastidia mucho olvidarlos o  no oírlos en la cuerda…pero este año la plena experiencia fue vivir esas incidencias desde una profunda Alegría. Todo era perfecto como fue, hasta cuando llegó la canción donde la creatividad en inventarme las letras la descubrí en esos momentos.  (En la canción Bless Holy name en el momento del estribillo “He has done great things” mi vacio cerebral de letras me hizo cantar “Viva San Fermín”…en bajito claro) Pues en esos momentos, como en otros parecidos, en que esa inventiva y resolución volvió a surgir, pues me encantaron Así de simple, disfrute muchísimo. El año pasado viví magia pura, y en este por supuesto también.


Me juego las dos manos, a que las letras no sólo las llevaba mal yo, pero en general, el concierto resultó un éxito. Mucha gente, animaicos, o al menos yo los vi con buenos ánimos, al coro lo vi resplandeciente. Fue un gustazo cantar al lado de las sopranos, un lujazo..me encantan¡¡¡ Sentí que  nuestra alegría llegó a la gente, y bueno, para mi fue todo perfecto.


También reconozco que este año me he enterado de más malestares de los típicos que surgen en esta clase de eventos, de los cuales me gustaría comentar algunos puntos.
Punto uno; Si no estás en la colocación, te vas a casa a echar una siesta y vienes más descansao que los que hemos estado al pie del cañón, no os quejéis por ir al fondo, haber estado.


Punto dos; Los más altos van siempre detrás y los más bajitos delante. Y cuando a un alto se le llama la atención por su posición, tomarlo con calma, y no gruñir ni dar malas respuestas a los que os recomiendan vuestra recolocación.


Punto tres: Conoceros a vosotros mismos un poco más. Oir si lo que salen de vuestras gargantas, es lo mismo que lo que se oye en el resto de la cuerda.


Punto cuatro: Si no se está seguro del tono, no cantar como si no hubiera un mañana. Porque dan ganas de cometer una maldad cuando se está cerca de un berreante que no tiene afinación.


A pesar de todo ellos, y desde el buen rollo que llevaba, insto a reflexionar sobre estos puntos
El resultado fue superpositivo, cada uno lo vivió a su manera Malik tuvo un sorpresón al enterarse que había ido a ver el concierto un director de Gospel por lo visto conocido en este mundo y estuvo un rato hablando con él.. que fuerte que te gusté alguien y que te lo encuentres mientras realizas tu trabajo…Me alegro mucho por ese subidón: me alegro mucho que le hayamos enviado nuestra energía y que a él, le hayamos ayudado. Me alegro mucho de su alegría cuando está con este grupo.. Todo.. todo.. todo en este concierto estuvo envuelto en ALEGRIA.


Thank you Lord


SOMOS PIN Y PON

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Joana (domingo, 03 junio 2018 12:41)

    Gracias por los comentarios y estoy de acuerdo con vosotras estaría bien añadir algunas canciones en nuestro repertorio

  • #2

    Joan Francesc Navas (domingo, 03 junio 2018 14:40)

    Debo felicitaros, Pi y Pon. Felicidades por describir con tanto entusiasmo esta crónica detallada del fabuloso stage vivido por todos los miembros participantes. Felicidades por esta PINcelada de color y alegría. Felicidades por PONer en solfa ciertas actitudes que deberían ser autocorregidas con humildad y respeto por las mismas personas que las llevan a cabo. Y felicidades por pertenecer a Cordecors y sentirlo con el corazón.

  • #3

    Paqui Cobo (lunes, 04 junio 2018 15:25)

    Muy bien explicado Pin y Pon.
    Felicidades.!!
    Aunque no me gustan las comparaciones..sin duda este año me lo he pasado maravillosamente bien.
    He de hacer incapié a mi cuerda de Sopranos,..el domingo llegué un poco tarde y cuál fué mi sorpresa !! .me habían guardado el sitio en el teatro
    Conocí el compañerismo.