Stage o el Hipnotico Sofá

20.4.17

 

 

STAGE O EL HIPNÓTICO SOFÁ

 

 

Mientras estoy escribiendo este texto, estoy escuchando con los cascos, nuestro primer Stage con Didier, no sabía cómo empezar ni que decir sobre los stages, pero empezar a ver el video, y las palabras corren como empujadas por el corazón.

 

 

Me acuerdo perfectamente de los tonos, y los sigo mientras doy palmas y la verdad, es que me estoy emocionando.¿ Que me llega?... Buenos, buenísimos recuerdos. Llevamos 4 stages, cuatro eventos diferentes, cuatro años.  Veo gente que antes era de otros grupos y ahora compartimos grupo.. ahora somos “més que un grup”..queridos Marta,  MeryRose,  Paco. .Estar tan cerca sin saber que más tarde seríamos compañeros, pero formando parte de algo inolvidable…Me emociona si. Gente que ha seguido otros caminos y ya no comparten con nosotros, gente que cuando los veo en el video aysss si está fulanito¡¡¡ mirá allá a menganito ¡¡ Cuando veo a participantes de nuestro anterior coro y que en esos momentos estábamos juntos. ..Me emociona si.

 

 

Evidente que el primer stage es muy especial, ver tanta gente con tanta fuerza y tanta alegría me impresionó.  Y el segundo, tercero y cuarto los viví con una nueva fuerza interna ya que sabía lo que me esperaba.

 

 

Este año tenemos un nuevo director de stage, una nueva experiencia  y además vivirla con nuestros nuevos compañeros será muy especial, tanto como la primera vez. Tengo muchas ganas de hacerlo y aunque he intentado ya en el trabajo tener ese sábado por la mañana libre, me parece que no va a ser, y llegaré a la hora de la comida. Pero sé que a veces existen los Milagros, y no pierdo la esperanza de poder ir todo el día. Haré el pedido al Universo y ya se verá si me lo conceden.

 

 

¿Por qué ir a un stage? Pues en un principio cualquier experiencia nueva, siempre, siempre es enriquecedora, y no sólo en tener a nuevos directores, nuevas formas de cantar, memorizar y  aprender. Cuando hay una nueva experiencia y se comparte en un grupo, el grupo se revitaliza, se generan nuevas conexiones, se genera un espíritu de alegría que llena todo el espacio.¿ Energía?.. mucha.. a porrones, y sólo por el hecho de alimentarse y ser partícipe de esa energía tan sublime, merece la pena.

 

 

Nos decía nuestro facilitador de Biodanza; “Si cuando os toca venir y os surgen dudas, ante si venir o quedarse en casa, ante la duda Venid” y lo he practicado. A veces tras un día de trabajo y muy cansada, dudaba de ir….. perooooo me acordaba de lo que nos comentaba y optaba por ir a las clases. Y normalmente eran días muy singulares, que tras acabar la sesión, me hubiera tirado de los pelos si no hubiera asistido.

 

La energía de un grupo es maravillosa, compartir una vivencia es maravilloso, la dificultad llega a ser maravillosa, por qué nos une más y el subidón es mayor. Los recuerdos son maravillosos, las comidas con el grupo, las risas, las miradas de complicidad. Todo es pura magia.

 

 

Y ante la pregunta ¿Voy al stage o me quedó en el sofá? Yo lo tengo clarinete, sea a media jornada o jornada completa, yo me voy pallá¡¡.

 

 

Así, que a los “dudones”, os recomiendo, dejad el hipnótico sofá, agarraos las faldas y los pantalones y salir pitando a vivir una nueva experiencia que os llenará el alma.

 

 

SALDREIS GANANDO.

 

 

 

Somos Pin y Pon.

Escribir comentario

Comentarios: 0