Historia de "La Primera Puerta

Tras el último escrito, quedó pendiente la historia de “La primera Puerta”, y aquí os dejo ese día de Gracias en concreto.

22.de enero del 2015

Hoy día 22.1.15 voy a dar las gracias, ya que así me ha venido esta mañana, a algo que me dijo mi madre y que me hizo abrir la primera puerta de mi búsqueda. Os contaré la historia... Tenía 25 años, era Junio y ese día a las 9 de la mañana me examinaba por tercera vez de las prácticas de coche. Mi última ocasión para aprobar.. Si no tenía que renovar papeles y era un pastón. En esos momentos renovar papeles, me hubiera supuesto un desastre económico. En el momento de dar el carnet para hacer el examen….hostias no lo tengo¡¡.. lo había perdido justo esa mañana.. Me moría¡¡ me fui para casa pitando a coger el pasaporte, ya comenzaría otra persona el examen.. Cuando llegué a casa roja como un tomate y le expliqué a mi madre lo que había pasado, me dijo: " Pide a tu abuela y a tu padre que te ayuden". Ella sabía lo importante que era sacarme el dichoso carnet, y aunque nunca le había hecho caso cuando me decía cosas de éstas.. esta vez le hice caso. Y desde el corazón, les pedí a mi padre y mi abuela Pabla, que están en otro plano, que por favor me ayudasen a aprobar. Mis nervios explotaban cuando llegué de nuevo a Sants para hacer el examen.. Sants.¡¡. que horror de callejuelas…. Con los nervios en las piernas me puse a conducir, y cual fue mi sorpresa cuando me hizo dirigir, a una zona, muy cerca de casa, una zona conocida, y con calles anchas. Casi al final del examen, repentinamente me tuve que parar en un paso cebra, por un peatón espontáneo, y pise las rayas.. motivo de suspenso.. pero el examinador, me dijo,” continúe señorita”. Y el examen duró un montón más. Pero tras bajarme del coche, con el resto de los examinados, me dijo, “está usted aprobada”. ¡¡¡¡¡¡¡

Todavía me emociono, al recordarlo. Lo había conseguido. Sabía que Ellos me habían ayudado, el carnet apareció esa misma tarde delante justo de las puertas de la autoescuela, y me fue devuelto el mismo día. Algo muy fuerte se abrió, fue como una revelación, Ellos de alguna manera, o alguien que me amaba me dio la oportunidad de perder el carnet, de volver a casa para oír lo que mi madre tenía que decirme, para pedir con el corazón, en algo que no había creído nunca, para abrirme las puertas de lo invisible, y aprender que no nos dejan solos, que alguien nos cuida y nos vigila, que alguien nos ama desde otro plano. Me dieron la llave de esa primera puerta, ese día fue el principio de mi búsqueda, con la seguridad de que hay algo muy profundo y elevado que nos abraza y nos alienta a seguir. Gracias Mama, porqué sin saberlo, me hiciste el mejor regalo que han podido hacer nunca. Ser consciente de la eternidad del Espíritu. Gracias.

Tras años desde ese día, todavía lo recuerdo con emoción. Para mi fue como un milagro y aunque haya gente que no crea en ellos, la vida nos los ofrece a veces en pequeños detalles y otras veces en grandes regalos u oportunidades para seguir creciendo y creyendo.

En estos momentos, ayer fuimos testigos de un pequeño milagro, un poco más prosaico y material, pero que no deja de sorprenderme y de guiñar un ojo hacia lo alto. Luis Enrique, peazo regalo te hicieron hijo ¡¡ Força Barça.¡¡

Somos Pin y Pon.

Escribir comentario

Comentarios: 0