El Año de las Gracias

“ 2015 El año de las Gracias”

 

Hace bastante tiempo atrás que una amiga me comentó, que sería un buen ejercicio dar las Gracias cada día por algo, y que lo fuera apuntando en una agendita chula, especial para ello. Yo guardé esa información pero no hice ni p.. caso…Y resulta que el primer día del año 2015, una vez que me levanté de la cama y me puse delante del ordenador, de una manera automática escribí este mensaje en mi estado de facebook:

 

Este año que acaba de llegar será el año de las Gracias. Pk siempre hay algo que agradecer.. y para comenzar mi año de Gracias.. Doy las gracias, por haberme levantado tan estupenda, y eso que el comer chocolate por la noche me desvela, y he dormido pocas horas... y diréis si, si, será el chocolate. Todo sea dicho, me acosté tarde, pero suelo caer como un plomo, pero esta noche.. he dao más vueltas que un suahili, en el Ikea. Y aun así, toy hecha un primor, con mi nuevo pijama rosa con puntos blancos, de esos, que son suaaavessss, que tienes que vigilar que no te escurras del catre. Feliz año de Gracias ¡¡

 

Con este mensaje comencé la andadura del “Año de las Gracias”. Cada día de ese año,  fuera de mañana, mediodía, tarde o noche, escribía una cosa a la que agradecer. Ciertos días se agolpaban las ideas y los agradecimientos, y otros días eran más baldíos, y tenía que respirar para que las ideas fluyeran.  Nunca podría haberme imaginado todo lo que me aportó. Y tal y como dije el primer día del 2015, es muy importante reflexionar sobre las cosas que nos hacen felices y agradecerlas desde el corazón.  Durante todos los días del año tuve tiempo para agradecer un montonón de cosas, desde cosas muy trascendentales, como cosas muy prosaicas pero que nos hacen la vida mucho mejor… Agradecí  a  hechos, acciones, inventos, experiencias, músicas, perfumes, situaciones, recuerdos, personas… buffffff , fue mágico.  Algunos agradecimientos eran tan sentidos, que acababa lloriqueando de la emoción, y algunos tan divertidos, y ocurrentes que me partía el pecho de escribirlos y de leerlos. Muchos de vosotros me acompañasteis en esta aventura, y rieron y lloraron conmigo, fue estupendo. Cada día de Gracias era un pequeño homenaje a lo agradecido y doy fe que tenemos en nuestro entorno, en nuestra vida cotidiana, en nuestro camino tantas y tantas cosas que agradecer que me sorprendí de lo requetebonito que es el hecho de reconocer todas eso y homenajearlo. SIEMPRE, SIEMPRE , habrá por lo que estar agradecido.

 

Hay que estar atento a lo que nos rodea, a esos pequeños detalles de la vida  que son detalles del Universo como regalo para nosotros. Ayssss… es que solo pensarlo se me pone tierno el corazón.. aysssss…

 Facebook, me va publicando esos escritos como recuerdo de ese año, y releerlos me encanta, pero muy pocos los vuelvo a compartir. El día 22.1.17, compartí uno que para mi fue muy importante y emotivo, y Joan me sugirió que lo compartiera con vosotros, debido a que era muy lindo.  Y yo no sé si era lindo o no, pero cuando recuerdo esa vivencia, el corazón me vibra y se expande, ya que mi vida fue cambiando poco a poco. Fue el comienzo de una gran aventura, fue …….

 

“LA PRIMERA PUERTA”.

 

Somos Pin y Pon. 

Escribir comentario

Comentarios: 0